¿Por qué ganó Cristina Kirchner?

La respuesta corta: porque tuvo una comunicación política impecable.

En cuanto a su imagen, se le ha criticado por su atuendo (elegantes vestidos, bolsos, maquillaje), por su carácter (iracundo) por su vanidad. Sus críticos nunca pensaron que criticar en ese plano, los teñía a ellos de superficialidad.

El discurso de Cristina Kirchner fue un discurso cuidado y programado con un nivel de detalle inimaginable para otro líder político. Nunca pronunció las palabras “inseguridad”, corrupción” e “inflación”

Cristina supo asociar su figura, de una manera inteligente a Evita (el mayor símbolo del partido peronista) ¿Donde estuvo su inteligencia? justamente en alejar el símbolo de su persona, siempre elevando la figura de Eva Perón a un plano de trascendencia que ella no podría alcanzar, así trasmitía humildad también.

La imagen Cristina=Evita, ya estaba construida en el imaginario social y allí radicó la gran inteligencia de su equipo de comunicación. No forzar la asociación.

A nivel global, logró reforzar el mensaje de que el gobierno de su marido había sido un especie de transición. “Victimizó” la gestión de Nestor, echando culpas al pasado.

Trasmitió un mensaje cercano, cálido, emotivo, compresible por la gente. Apeló constantemente a los sentimientos (miedo) a las crisis pasadas, basó su campaña en la esperanza en el crecimiento económico y social.

En fin, ¿por qué ganó Cristina? Por que su campaña fue impecable.

Les dejo unos vídeos para que juzguen ustedes mismos.

Meet Barack Obama

Hace tiempo que sigo la carrera de Obama. Nunca oculté mi admiración por lo que ha hecho.

Uno de los comentarios en Youtube sobre el vídeo, resume muy bien lo que pienso sobre Obama.

“If this guy gets into the White House I will do the happy dance for a full day.” (si este tío llega a la Casa Blanca bailaré por un día completo)

Ustedes ¿qué opinan sobre Barack?

Twitter y la movilización política

Hace un tiempo, mi compatriota Eduardo Betas, en un interesante artículo analizaba el uso de Twitter dentro del parlamento. Allí Eduardo se preguntaba ¿qué pasaría si los diputados utilizarán Twitter? ¿esta herramienta puede dar nacimiento a una nueva forma de registrar las sesiones? Creo, como Eduardo, que Twitter puede ser una herramienta para aumentar la transparencia y que mejoraría la participación y abriría canales (hoy cerrados) entre ciudadanos y cuerpo legislativo.

Creo también que el uso de Twitter como herramienta política va mucho más allá. Twitter posee una cualidad muy importante: la de ser puente entre las plataformas móviles e Internet. Además posee el encanto de la inmediatez y el poder la simplicidad. Cualquier persona, que pueda enviar un SMS puede utilizar Twitter, no es necesaria la conexión Internet. De allí su utilidad como herramienta de movilización y como plataforma para la construcción de comunidades o grupos de trabajo tanto on-line como off-line.

Twitter es un fenómeno muy nuevo todavía y por ello pocas experiencias se pueden reseñar. De hecho, los políticos iberoamericanos brillan por su ausencia en la plataforma. Una vez más parece que no se enteran.

En los EE.UU., un caso ineludible es el John Edwards quien utiliza está herramienta con mucha frecuencia, a diferencia de Obama y Hilary. Sobre las convocatorias que hace Edwards a sus militantes utilizando Twitter, siempre quise saber cuántas de las personas que asisten a los eventos se han enterado de los mismos sólo por Twitter.

Como mencionaba arriba, Twitter es un valiosa herramienta de movilización. Pero para usar una plataforma de este tipo de forma adecuada y efectiva, deben tenerse en cuenta que la política 2.0 se hace de forma muy diferente en el mundo virtual que en el real. En una plataforma como Twitter, los post automáticos o con mucha frecuencia generan tanto o más rechazo que el spam en la bandeja de entrada. Las convocatorias deben ser informales y deberá utilizarse la fuerza de la expansión viral de una propuesta, nunca la repetición.

También su inmediatez, rapidez, cercanía y facilidad, hacen que sea un canal excelente de difusión y debate. ¿Quién será el primer político iberoamericano que empiece a “twittear”? Me refiero a utilizar la plataforma con toda su potencialidad, construyendo redes, opinando, compartiendo, no solo informando en aburridos titulares o comunicados.

En definitiva, si bien Twitter es un fenómeno muy nuevo, las herramientas “tradicionales” de blog marketing son muy útiles en este tipo de redes sociales y plataformas.

Tal vez sobrestime la plataforma, pero creo que el micro-blogging será un escenario político tan importante como los blogs en muy poco tiempo. Sólo falta que los políticos lo sepan.

Voto electrónico y dominio digital

Dominio Digital, un conocido programa de TV argentino sobre tecnología, dedicó un especial al tema voto electrónico. Allí, Daniel Sentinelli, ex-hacker y hoy experto en seguridad informática, junto a Beatriz Busaniche, dieron su opinión sobre algunos aspectos relacionados al tema.

El programa me pareció muy interesante, aunque no comparto la generalización que se hace sobre los sistemas. No todos los sistemas son iguales, los hay más seguros, con emisión de voto en papel, y otras características que facilitan la auditoria.

El programa se basó en hackeos a sistemas Diebold, que yo mismo he criticado hace tiempo. En esto, todos los expertos estamos de acuerdo: usar Diebold es llamar al fraude.

Sin embargo, y a pesar de todos los inconvenientes que rodean al tema voto electrónico, mi pregunta es siempre la misma. Si en Brasil y la India el sistema parece funcionar, ¿por qué no podría funcionar en Argentina o en otro país de la región? Por supuesto, la respuesta a esta pregunta es algo compleja y se mezclan aquí cuestiones tanto políticas como técnicas.

Para finalizar, quería comentar que Sentinelli mencionó una cuestión muy inteligente referente al voto electrónico que no tiene que ver tanto con la tecnología, sino con el clima político y la credibilidad de las instituciones en general. Es muy fácil hoy por hoy convencer a la gente que existió fraude en una elección, sin importar que la misma se haya desarrollado con la más absoluta corrección.

En mi opinión, ese es el mayor freno al voto electrónico.

Debajo les dejo el programa