BID y Microsoft formalizan acuerdo para impulsar desarrollo tecnológico en América Latina y el Caribe

El Banco Interamericano de Desarrollo y Microsoft Corporation formalizaron un acuerdo para facilitar el acceso a los beneficios de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) para los habitantes y las instituciones de América Latina y el Caribe.

El acuerdo firmado por el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, y el vicepresidente senior de Microsoft, Orlando Ayala, contribuirá a la competitividad y el desarrollo social y económico de la región mediante el impulso de la ciencia y la tecnología.

“El proceso de desarrollo no es sostenible sin el aporte del sector privado, motor de las inversiones, la innovación, la productividad y el empleo”, afirmó Moreno. “Nuestra alianza estratégica con las empresas es crucial para promover el crecimiento y el empleo en América Latina y el Caribe”.

“La innovación progresiva, científica y tecnológica propulsa la economía global del conocimiento mientras nuevas ideas crean nuevos negocios y trabajos que mejoran la productividad de los negocios y mejoran el bienestar de las personas”, dijo Orlando Ayala. “Microsoft está comprometido a formar alianzas con organizaciones como el BID para construir una fuerte y sostenible infraestructura que le permite a ciudadanos, los negocios, los gobiernos y las naciones llegar a ser más competitivos”.

El acuerdo define seis áreas estratégicas de interés común para el BID y Microsoft, que constituyen el marco para el desarrollo de proyectos específicos que se irán elaborando y anunciando paulatinamente. Estas áreas son:

  • Gobierno electrónico
  • Seguridad de TIC para el sector público
  • Fortalecimiento de la capacidad científica y tecnológica
  • Educación
  • Remesas y microfinanzas
  • Juventud, tecnología e inclusión social.

Actualmente se están elaborando proyectos específicos bajo cada una de dichas áreas. Bajo el tema de seguridad de TIC para el sector público, ya se han realizado seminarios conjuntos del BID y Microsoft con entidades de gobiernos en la región. Un objetivo en este caso será llevar a cabo un programa regional de capacitación en seguridad informática para el sector público de América Latina y el Caribe.

Recientemente también se anunció la creación por parte del BID del “Programa de Desarrollo Juvenil para la Innovación y Acción Social”, para el cual Microsoft ya ha comprometido su apoyo técnico y financiero. Este programa tendrá énfasis especial en grupos juveniles socialmente excluidos, la juventud de áreas rurales y de bajos ingresos, y se enfocará en tres áreas principales: microempresa (de negocio y social); tecnología de la información y comunicación para el desarrollo; y desarrollo comunitario y voluntariado.

En general los proyectos a ser ejecutados en el marco del acuerdo, buscarán la creación conjunta de conceptos y mecanismos innovadores, proyectos piloto, complementación de esfuerzos e inversiones, y la identificación temprana de nuevos retos en el desarrollo de la región donde las TIC puedan aportar soluciones e impacto positivo.

El acuerdo forma parte y contribuirá a instrumentar la “Facilidad de Tecnología de Información y Comunicación para el Desarrollo” que se encuentra en proceso de preparación. El objetivo de esta facilidad es la creación del instrumento institucional que permitirá al BID el desarrollo de alianzas público privadas con empresas líderes en tecnología, conducentes al apalancamiento de los recursos financieros y técnicos disponibles para operaciones de cooperación técnica para la región.

El Banco Interamericano de Desarrollo es la más antigua y mayor institución de desarrollo regional multilateral y principal fuente de financiamiento multilateral de América Latina y el Caribe. Promueve el desarrollo social y económico y contribuye a reducir la pobreza y a fortalecer las instituciones democráticas en los países de la región.

Microsoft (Nasdaq “MSFT”), fundada en 1975, es líder mundial en servicios y soluciones de software que ayudan a las personas y a las empresas a desarrollar su potencial en pleno.

Fuente: BID

BID presentará nueva iniciativa de desarrollo para América Latina

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, ofrecerá una rueda de prensa el martes 6 de junio en donde presentará una nueva iniciativa del Banco para generar oportunidades económicas para la población de bajos ingresos de América Latina y el Caribe, donde los niveles de pobreza y desigualdad casi no han registrado cambios en medio siglo.

En la presentación, que se realizará a las 3:30 p.m. en el edificio principal del BID (1300 New York Ave, NW, Washington, D.C., 12º piso, salón Cecilio Morales), Moreno delineará la iniciativa Oportunidades para la Mayoría, que guiará una creciente cuota de la cartera de préstamos del BID y fijará objetivos para evaluar su desempeño durante el próximo lustro.

Unas 360 millones de personas, ó 70 por ciento de la población de América Latina y el Caribe, tienen ingresos inferiores a 300 dólares al mes, medidos por paridad de poder adquisitivo, según el World Resources Institute. Si bien constituyen un mercado de 510.000 millones de dólares anuales, estos consumidores y productores pagan una “multa de pobreza” que les encarece el costo de vida, les resta productividad y les limita las oportunidades de acumular un patrimonio.

Las personas de bajos ingresos de esta región carecen de acceso a servicios de agua corriente y electricidad confiables, buenos caminos y transporte seguro. Sus hogares típicamente son construcciones precarias en predios informales. Sus negocios casi siempre enfrentan una escasez de crédito y un exceso de requisitos burocráticos.

Moreno sostiene que el BID, como la principal fuente de financiamiento multilateral para América Latina, debe trabajar creativamente con gobiernos, el sector privado y la sociedad civil para ayudar a más gente a ingresar a la clase media.

Con ese fin, el BID dedicará una creciente cantidad de su financiamiento, que puede ascender a 8.000 millones de dólares al año, a apoyar proyectos innovadores en unas pocas áreas donde puede marcar una diferencia, tales como facilitar la empresa y ampliar el acceso a vivienda, infraestructura básica, microfinanzas y tecnologías de comunicación.

En muchos casos estos desafíos podrían enfrentarse adaptando al sector público algunas estrategias empleadas por empresas e instituciones sin fines de lucro que trabajan exitosamente con clientes de bajos ingresos y empresarios que operan en la base de la pirámide económica y social.

La iniciativa será lanzada en una conferencia en la sede del BID el 12 y 13 de junio, a la cual han sido invitados los presidentes Evo Morales de Bolivia y Álvaro Uribe de Colombia. Los oradores principales serán Bill Clinton, la primera ministro de Jamaica, Portia Simpson Miller; el cardenal Oscar Andrés Rodríguez de Tegucigalpa; el presidente de Telmex, Carlos Slim; el presidente del World Resources Institute, Jonathan Lash; el presidente del Instituto Libertad y Desarrollo, Hernando de Soto; y el fundador de la fundación One Laptop per Child, Nicholas Negroponte.

En la conferencia Lash presentará los resultados de una investigación de WRI sobre el poder adquisitivo de las personas de bajos ingresos en América Latina y el Caribe y sobre la “multa de pobreza” que sobrelleva esta población. Por su parte, De Soto expondrá un estudio sobre los predios urbanos, las propiedades rurales y las empresas no oficialmente registradas.

BID presentará nueva iniciativa de desarrollo para América Latina

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, ofrecerá una rueda de prensa el martes 6 de mayo en donde presentará una nueva iniciativa para generar oportunidades económicas para la población de bajos ingresos de América Latina y el Caribe, donde los niveles de pobreza y desigualdad casi no han registrado cambios en medio siglo.

En la presentación, que se realizará a las 3:30 p.m. en el edificio principal del BID (1300 New York Ave, NW, Washington, D.C., 12º piso, salón Cecilio Morales), Moreno delineará la iniciativa Creando Oportunidades para la Mayoría, que guiará una creciente cuota del programa de préstamos del BID y fijará objetivos para evaluar su desempeño durante el próximo lustro.

Unas 360 millones de personas, ó 70 por ciento de la población de América Latina y el Caribe, tienen ingresos inferiores a 300 dólares al mes, medidos por paridad de poder adquisitivo, según el World Resources Institute. Si bien constituyen un mercado de 510.000 millones de dólares anuales, estos consumidores y productores pagan una “multa de pobreza” que les encarece el costo de vida, les resta productividad y les limita las oportunidades de acumular un patrimonio.

Las personas de bajos ingresos de esta región carecen de acceso a servicios de agua corriente y electricidad confiables, buenos caminos y transporte seguro. Sus hogares típicamente son construcciones precarias en predios informales. Sus negocios casi siempre enfrentan una escasez de crédito y un exceso de requisitos burocráticos.

Moreno sostiene que el BID, como la principal fuente de financiamiento multilateral para América Latina, debe trabajar creativamente con gobiernos, el sector privado y la sociedad civil para ayudar a más gente a ingresar a la clase media.

Con ese fin, el BID dedicará una creciente cantidad de su financiamiento, que puede ascender a 8.000 millones de dólares al año, a apoyar proyectos innovadores en unas pocas áreas donde puede marcar una diferencia, tales como facilitar la empresa y ampliar el acceso a vivienda, infraestructura básica, microfinanzas y tecnologías de comunicación.

En muchos casos estos desafíos podrían enfrentarse adaptando al sector público algunas estrategias empleadas por empresas e instituciones sin fines de lucro que trabajan exitosamente con clientes de bajos ingresos y empresarios que operan en la base de la pirámide económica y social.

La iniciativa será lanzada en una conferencia en la sede del BID el 12 y 13 de junio. La primera ministro de Jamaica, Portia Simpson Miller; el cardenal Oscar Andrés Rodríguez de Tegucigalpa; el presidente de Telmex, Carlos Slim; el presidente del World Resources Institute, Jonathan Lash; el presidente del Instituto Libertad y Desarrollo, Hernando de Soto; y el fundador de One Laptop per Child, Nicholas Negroponte, serán los oradores principales.

En la conferencia Lash presentará los resultados de una investigación de WRI sobre el poder adquisitivo de las personas de bajos ingresos en América Latina y el Caribe y sobre la “multa de pobreza” que sobrelleva esta población. Por su parte, De Soto expondrá un estudio sobre los predios urbanos, las propiedades rurales y las empresas no oficialmente registradas.

BID celebra concurso para instituciones al servicio del desarrollo de la microempresa en América Latina y el Caribe

El Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy una nueva edición del certamen para sus premios anuales al desarrollo de la microempresa, que distinguen a instituciones y personas que sobresalen por su apoyo a los emprendedores más pobres en América Latina y el Caribe.

La competencia está abierta a instituciones financieras y organizaciones no gubernamentales dedicadas a las microfinanzas, así como a entidades que brindan servicios de desarrollo empresarial a microempresarios.

Una categoría especial de los premios del BID destaca la labor de los emprendedores sociales, personas que combinan un fuerte compromiso social con sólidos principios de gestión para promover la microempresa y el desarrollo con alcance comunitario, local, nacional o regional.

Este año la competencia privilegiará a postulantes que se caractericen por sus esfuerzos por ampliar el acceso a servicios financieros y de desarrollo empresarial a grupos que tradicionalmente han tenido menor acceso a tales servicios, como las microempresas de subsistencia, las microempresas ubicadas en zonas rurales y urbanas marginales, las mujeres microempresarias y las microempresas indígenas.

La entrega de premios tendrá lugar el 14 de septiembre en Quito, Ecuador, en el marco del IX Foro Interamericano de la Microempresa, que se celebrará en dicha capital del 13 al 15 de septiembre. El BID invitará a delegados de las instituciones ganadoras a participar en el foro, que congregará a destacados expertos de la microempresa y las microfinanzas.

Premios Interamericanos

La División de Micro, Pequeña y Mediana Empresa del BID, organizadora del foro y del concurso, recibirá formularios de postulantes a los premios antes del 22 de mayo del 2006. Los interesados podrán postularse a través de la página de Internet del foro.

Podrán postularse organizaciones que tengan sede en países prestatarios del BID en América Latina y el Caribe y cuenten con un mínimo de tres años de experiencia en el área del premio. No podrán participar instituciones que hayan ganado Premios Interamericanos en los últimos tres años. Los postulantes sólo podrán presentarse para una de las tres categorías de los premios[1]:

  • Premios a la Excelencia en Microfinanzas– Dirigido a instituciones que han ampliado exitosamente la disponibilidad de servicios financieros para microempresarios que carecían o tenían limitado acceso a tales servicios. Estos premios se otorgan anualmente a una institución regulada (como un banco) y una institución no regulada (como una ONG).
  • Premio a la Excelencia en Servicios de Desarrollo Empresarial – Reconoce a organizaciones que han demostrado una excepcional eficacia en la expansión servicios de desarrollo empresarial para la microempresa, tales como capacitación y asistencia técnica, consultoría y asesoramiento, asistencia en comercialización, desarrollo y transferencia de tecnología, y vinculación entre empresas.
  • Premio a la Excelencia en Empresariado Social – Distingue a dirigentes del sector privado o de la sociedad civil que combinan un fuerte compromiso social y sólidas técnicas empresariales para combatir la pobreza y propiciar el desarrollo en comunidades y poblaciones tradicionalmente marginadas.

[1] Las instituciones que postulen a premios en más de una categoría serán descalificadas .

BID aprueba para Argentina su mayor préstamo de modernización de ciencia y tecnología

Un programa destinado a impulsar la innovación tecnológica y promover vínculos entre los centros de investigación y las empresas en sectores prioritarios de Argentina recibirá un préstamo de 280 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo.

El préstamo, aprobado hoy por el Directorio Ejecutivo del BID, es el mayor otorgado por el Banco para ciencia y tecnología. Ayudará a fortalecer la capacidad de Argentina en ciencia y tecnología y a consolidar logros anteriores financiando el tercer Programa de Modernización Tecnológica. El Banco aprobó dos préstamos previos por un total de 235 millones de dólares en 1993 y 1999.

“El nuevo programa incorpora un conjunto de acciones para promover, fomentar y facilitar la vinculación de las empresas, especialmente las pequeñas y medianas empresas, con las principales fuentes de conocimiento científico y tecnológico”, dijo el jefe de equipo del BID Gregorio Arévalo. “El desarrollo de un nuevo patrón de producción basado en bienes y servicios con mayor tecnología contribuirá a incrementar en forma sostenible la competitividad y la productividad del sector productivo”.

Las principales áreas que se apoyarán incluyen biotecnología y ciencias biológicas; ciencias químicas; tecnología de la información; maquinaria agrícola; tecnología agropecuaria, silvícola y pesquera; procesamiento de alimentos y ciencias médicas.

“Esta iniciativa mejorará la relevancia de los proyectos de investigación científica por medio del fortalecimiento y aprovechamiento de la capacidad científica y tecnológica del país”, explicó Arévalo. “Potenciará la demanda y el interés de firmas del sector privado por invertir en innovación para que la investigación rinda beneficios importantes a la sociedad”.

La agencia ejecutora será la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, creada en 1970 y responsable de la formulación de políticas y la coordinación de actividades entre las distintas instituciones científicas y tecnológicas. Los sistemas nacional y regionales de innovación serán fortalecerán con la modernización de la infraestructura científica y tecnológica y aumentando la capacidad asociativa de sus miembros.

Este programa refleja la continuada ayuda del BID a la ciencia y la tecnología en Argentina desde 1966 y sigue la estrategia 2004-2008 del Banco para ese país, que incluye promover un clima más favorable al crecimiento de la inversión y la productividad para mejorar la competitividad.

El préstamo se otorga a un plazo de 20 años, con un período de gracia de 4 años y medio y a una tasa de interés variable. Este financiamiento eleva el total de préstamos del BID a Argentina para ciencia y tecnología e innovación a 626 millones de dólares. Los fondos de contrapartida local para este préstamo sumarán 230 millones de dólares.

BID en Ciencia y Tecnología

El BID ha cumplido un rol pionero en el desarrollo de la ciencia y la tecnología en América Latina y el Caribe.

Desde 1962 el BID ha financiado más de 50 proyectos para el sector de ciencia y tecnología por 1.700 millones de dólares. Incluyendo educación superior e investigación agrícola el monto asciende a 3.100 millones de dólares. El financiamiento del Banco ayudó a crear instituciones científicas públicas en toda la región, capacitar a más de 25.000 investigadores y fortalecer más de 120 universidades y centros de excelencia, desarrollar vínculos entre los sectores empresario y académico y estimular la innovación tecnológica.

La Estrategia de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo del BID (2001) establece que el fortalecimiento de la ciencia y la tecnología y la innovación son esenciales para el crecimiento económico, la competitividad y el alivio de la pobreza. En cumplimiento de esta meta, el Banco ha establecido un nuevo subdepartamento de Educación, Ciencia y Tecnología. También está incrementando el flujo de asistencia técnica mediante el nuevo Fondo Coreano para Tecnología e Innovación que complementa los préstamos y estimula la comunicación y la interacción entre el BID y otras organizaciones.