Mobuzz resume la e-política en España.

El informe de los chicos de Mobuzz es más qué interesante; desvela claramente varios detalles de una floja campaña en Internet por parte de ambos partidos.

Ejemplo de ello es que los partidos (a través de las personas más informadas del tema) no conocen herramientas hoy básicas para la política, como por ejemplo twitter.

Lo sorprendente del informe es que, más que resumen (muestra) es un catálogo de todas las acciones que se llevaron adelante (universo). Eso es lo triste.

Los políticos españoles (y muchos pseudo expertos en comunicación que los asesoran) siguen pasando de Internet y no entienden el poder de la red como herramienta de movilización, de creación de grupos de trabajo. Tampoco entienden la red como herramienta para captar el voto jóven a través de una acción correctamente montada. No entienden el poder de las redes sociales. Mucho menos, conceptos más complejos como viralidad.

Cuando se hace algo en la red, es completamente estático. Luego se extrañan que los perciban como más de lo mismo. La gente quiere respuestas, participar, debatir, ser escuchada. Sin interactividad, cualquier acción política en Internet está condenada al fracaso.

En fin, espero que algún día, la clase política española entienda que el “constrúye y ellos vendrán” no funciona más.

Relacionados

About the Author

Juan Gigli
Desarrollo de Negocio, Digital Marketing, email Marketing, Gamer

2 Comments on "Mobuzz resume la e-política en España."

  1. e-Xaps | 12/02/2008 en 09:57 |

    Completamente de acuerdo.
    Ver (por solo dar un mínimo ejemplo) el twitter de Carme Chacón (PSC) o de Jordi Xuclà (CiU) sin interacción ni seguir a nadie, da pena, por muy política 2.0 que le quieran llamar no lo es de ningún modo.

    Saludos.

  2. Adela Fernández | 26/02/2008 en 13:48 |

    UN ejemplo de ello lo tenemos en el debate de anoche: un fomrato casposo, anticuado, propio del siglo pasado. Parecían dos colegiales repeinados que quieren causar buena impresión al personal, mientras se tiran los trastos a la cabeza… ¿Y por qué solo dos?

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*