Google, Digg y los filtros sociales.

diggDesde hace días se oye en la blogósfera el rumor que Google compraría Digg. Michel Arrington lanzó el tema en Techcrunch. Aquí en España, Enrique Dans y en Genbeta también lo analizaron.

La tesis de Dans es que Google puede sobrepujar a Microsoft no sólo para lograr un acuerdo publicitario, sino por el alto valor que atribuye el incorporar un filtro social a sus algoritmos.

“El valor adicional que Google puede pagar para entender e incorporar los filtros sociales como elemento diferencial en sus algoritmos comprándose para ello el mayor filtro social de toda la web es algo que Microsoft, que aún no ha llegado a ese punto en el desarrollo, todavía no sabe ni está dispuesta a valorar en una hipotética adquisición, incluso aunque ésta conlleve el “precio adicional” de perder la gestión de Digg como plataforma publicitaria”

En esto no estoy de acuerdo, por la sencilla razón que Google ya tiene incorporado en su funcionamiento un “filtro social” o componente humano para corroborar la relevancia de los resultados del algoritmo. Conozco a un “rater” (así les llaman) trabajando en ello y puedo jurar que es casi humano :-)

En definitiva, todos los resultados que obtenemos en Google, si bien son el resultado de algoritmos de búsqueda, son “evaluados” constantemente por personas para validar su relevancia. Esta relevancia que es, fue y será la ventaja competitiva de Google, no es fruto solamente de genialidades estadísticas, sino de personas que mediante sus preferencias, “ajustan” esos resultados.

Entiendo que desde el punto de vista tecnológico, la compra de Digg, no tiene sentido. Si lo que Google intenta es implementar es un filtro social en su interfaz, no necesita a Digg para llevarlo adelante. Fácilmente puede colocar en las búsquedas, o en Google News un sistema de votación.

Este rumor tiene más sentido si estamos frente a una filtración de un acuerdo de publicidad más tradicional. Quitar Digg a Microsoft sería una victoria importante en la batalla por la publicidad online, sobre todo, luego del acuerdo cerrado por Microsoft con Facebook. Google debe haber hecho una oferta “imposible de rechazar” o lo que es lo mismo, ofrecer 200 millones de dolares por una red que factura anualmente 30.

Un inconveniente fundamental frente a la compra, es que detrás de Digg hay una inmensa comunidad que, si bien observa pasivamente los acuerdos publicitarios, podría no ser tan pasiva frente a una adquisición total. El valor de Digg es justamente su comunidad y su funcionamiento como fuente independiente de información. Una compra por parte de Google, lastimaría de muerte esta independencia y metería de lleno a esa comunidad en un bando al cual puede no querer pertenecer.

Tampoco creo que Google encuentre utilidad en la base de usuarios. Justamente Google, quien almacena todas nuestras preferencias on-line. Otra atractivo de la compra pueden ser los recursos humanos en la empresa, pero tampoco creo que Google tenga problemas en ese área.

En resumen, un acuerdo de publicidad, la tecnología, la base usuarios y los RR.HH. no valen el riesgo de molestar a una de la comunidades más influyentes y dinámicas de Internet.

De confirmarse la compra (no olvidemos que es un rumor), veo muchos más aspectos negativos que positivos. O mejor dicho, si bien la compra puede tener algún aspecto interesante para Google (que lo dudo) podría volverse en su contra muy fácilmente. Y sería una verdadera lástima ver una comunidad como la de Digg “engullida” por un gigante, sea Google, Microsoft o quien fuere.

Actualización 26/07/2008:

Según Arrington de Techcrunch, Google parece haber retirado la oferta sobre Digg.

Enrique, también lo comenta

Relacionados

About the Author

Juan Gigli

Desarrollo de Negocio, Digital Marketing, email Marketing, Gamer

Be the first to comment on "Google, Digg y los filtros sociales."

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*