¿Por qué ganó Cristina Kirchner?

La respuesta corta: porque tuvo una comunicación política impecable.

En cuanto a su imagen, se le ha criticado por su atuendo (elegantes vestidos, bolsos, maquillaje), por su carácter (iracundo) por su vanidad. Sus críticos nunca pensaron que criticar en ese plano, los teñía a ellos de superficialidad.

El discurso de Cristina Kirchner fue un discurso cuidado y programado con un nivel de detalle inimaginable para otro líder político. Nunca pronunció las palabras “inseguridad”, corrupción” e “inflación”

Cristina supo asociar su figura, de una manera inteligente a Evita (el mayor símbolo del partido peronista) ¿Donde estuvo su inteligencia? justamente en alejar el símbolo de su persona, siempre elevando la figura de Eva Perón a un plano de trascendencia que ella no podría alcanzar, así trasmitía humildad también.

La imagen Cristina=Evita, ya estaba construida en el imaginario social y allí radicó la gran inteligencia de su equipo de comunicación. No forzar la asociación.

A nivel global, logró reforzar el mensaje de que el gobierno de su marido había sido un especie de transición. “Victimizó” la gestión de Nestor, echando culpas al pasado.

Trasmitió un mensaje cercano, cálido, emotivo, compresible por la gente. Apeló constantemente a los sentimientos (miedo) a las crisis pasadas, basó su campaña en la esperanza en el crecimiento económico y social.

En fin, ¿por qué ganó Cristina? Por que su campaña fue impecable.

Les dejo unos vídeos para que juzguen ustedes mismos.

Relacionados

About the Author

Juan Gigli

Desarrollo de Negocio, Digital Marketing, email Marketing, Gamer

5 Comments on "¿Por qué ganó Cristina Kirchner?"

  1. Alfredo Armando Aguirre | 30/10/2007 en 03:45 |

    Tal vez de para profundizar,el factor de la comunicacion como determiante de la victoria de Cristina Kirchner, en las elecciones presidenciales argentias recientes.En las horas que corren,los cenaculos y foros de la Argentina “formal”, tienen problemas en digerir este resultado. Y en esa dificultad de “metabolizacion”, repiten conductas del pasado,que llevan a retrotraer calificacioes del pasado,que no necesito repetir aqui,sobre todo para lectores argentinos.Yo parto del supuesto que en terminos antropologicos o etnologicos no hay una Arbentina sino varias. Utilizando la alegoria de el espectro, gama o arco iris,en un polo estan las Argentinas intraooccidentales que ocupan todos los aparatos formales publicos y privados en forma mayoritaria y que por una simple pauta demografica son decrecientes. En el otro estremo del espectro estan las argentinas Transoccidentales,que tiene ua fecundiodad alta, creciente y que solo han accedido marginalmente a las instituciones de las Argentinas intraoccidentales. Los medios de comunicacion dominados por las Argentinas intraoocidentales solo trasmiten las variopintas versiones antagonicas que alberga el sector intraoocidental y obviamente tienen dificutades para digierir a lo que genera la cultura de las argentinas transoccidentales. De ese modo queda claro que la candidatura de cristina K. ha logrado hacer “insight” en los codigos de las Argentinas “transoocidentales”. No hay estudios para ponderar los efectos de las pliticas publicas aplicadas dse las areas sociales gubernamentales a las crecientes mayorias de las Argentinas Transoccdentales. Ello no quita que los aparatos generadores de politicas publicas esten “colonizados” por las Argentinas intraoccidentales y eso,sugiere que en la medida que se acerquen mas y mas a los codigos de las Argentinas Transcoodientales, daran mas sustabilidad al modelo que esas Argerntinas acaban de avalar, ante la perplejidad de las argentinas intraoccidentales.

  2. Visperas | 05/11/2007 en 12:04 |

    Uno de los problemas nuestros tiempos es el valor que tiene la forma y la imagen. Es triste que una victoria política se deba únicamente a la forma de su discurso político. Si el fondo, la realidad de cada cosa, la verdad en cada palabra, si alguna de esas cosas fuera más importante de lo que es la imagen hoy en día el mundo iría mejor.

  3. Alfredo Armando Aguirre | 09/11/2007 en 03:42 |

    Cada uno emite y recibe desde sus irrepetibles codigos por mas amplios y flexibles que estos sean.La comunicacion escrita tiene aun mas limitaciones que la oral.Estimo que necesitaria mucho espacio y mucho tiempo para hacer precisiones.Mas impefectamente lo que dije esta basado en ua serie de desarrollos,que me llevaron a ralizar esa aseveracion que es nada mass que una opinion,tan opinable como todas

  4. Jose Luis | 09/11/2007 en 07:13 |

    Juan, respeto tu visión, pero me parece que en este caso adolece de una simplificación exagerada, precisamente en un mundo complejo. Un abrazo.

  5. Germán Angeli | 09/11/2007 en 07:27 |

    Me permito disentir. La comunicación de Cristina Fernández de Kirchner no fue impecable: no dio entrevistas a los periodistas opositores y sólo concedió algunas, a los no-tan-ácidos entrevistadores, una semana antes de las elecciones.
    Utilizó los actos políticos de la presidencia para hacer sus discursos de campaña (prohibido por la ley argentina y condenado por cualquier juicio ético).
    Habló de la inflación, y la defendió.
    Viajó por el mundo, pero aún no justificó de dónde sacó el dinero.
    Y, por si esto fuera poco, las elecciones nacionales fueron las menos “cristalinas” de la historia argentina, contrariamente a lo que expresó el Ministro del Interior, Aníbal Fernández, el 28 de octubre por la tarde. Minutos después Cristina anunció su victoria (cuando la gente todavía seguía votando).
    Hubo fraude y deberá investigarse. La cadena de televisión Al Yasira realizó un informe al respecto (disponible en YouTube).
    Por lo tanto, creo que considerar que Cristina Kirchner ganó las elecciones porque su comunicación fue “impecable” me parece un análisis demasiado apresurado. Es necesario un análisis contextual más preciso. Por algo, poco más del 50% del electorado no eligió la fórmula del oficialismo.
    Siempre sigo tu blog. Un saludo,
    Germán Angeli.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. NoticiasElegidas

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*